Follow by Email

jueves, 22 de julio de 2010

LA SALUD ES EL SILENCIO DE LOS ÓRGANOS




La enfermedad es, o podría ser, la manera en la que el cuerpo se queja de sí mismo. Una queja, una exigencia de descanso, de pausa. ¿Le hacemos caso a nuestro cuerpo? ¿hemos aprendido a escucharnos a nosotros mismos?

Los hospitales, vistos desde esta perspectiva, son templos de quejas, que se suman a una larga fila en la que pacientes y parientes tienen que sopotar la deshumanización de quienes nos atienden, de quienes juraron defendernos de la muerte.

El IMSS y el ISSSTE son dos de las instituciones en las que el sistema de salud de México se sostiene. ¿Se sostiene? mejor dicho, se tambalea.

Quienes hemos padecido la enfermedad de la burocracia sabemos que el sistema está enfermo, quejándose y muy cercano a la convulsión.