Follow by Email

lunes, 20 de julio de 2009

De la vida en los bosques


Muchas ciudades en provincia se están convirtiendo en una caricatura de la capital, supermercados, plazas comerciales, una imagen deforme que puede ser tomada en cualquier parte.
Por eso, desde hace unos meses, mi mujer y yo decidimos vivir en el bosque: mejor los árboles como vecinos, mejor el pasto como camino. Más claro, como el aire, (oh, Thoreau), se vuelve el pensamiento.
Algunos nos preguntan si no nos provoca miedo vivir en el bosque, les respondemos que miedo es salir de un cajero automático a las diez de la noche.
En la imagen, Suki y Gary inspeccionan los alrededores de la casa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hey, jair, excelente lo del bosque, yo vivo en la playa, lejos del ruido urbano. leí tormental en círculo de poesía, me gustó mucho. un fuerte abrazo desde las playas de veracruz!!!

ruy vázquez

Anónimo dijo...

así debería ser la vida...Las ciudades nos asesinan, nos erosionan...El mundo puede ser horrible en compañía...
Un abrazo,
pura piel..

Jair Cortés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jair Cortés dijo...

Así es, queridos amaigos, no olvidar nunca lo que dice el viento. Un abrazo

K. dijo...

dos preguntas:

Walden I o Walden II

¿los perros leyeron a Thoureau?

ji