Follow by Email

martes, 1 de septiembre de 2009

¿EN VERDAD HEMOS LEÍDO?

Comparada con la producción poética, la crítica de poesía en México, es mínima, mediana y muchas veces producto de tergiversaciones y de supuestos que se van enraizando como verdades absolutas y que derivan en una imagen deforme de una realidad que podría verificarse con el simple hecho de leer las obras, los libros de poemas, los poemas, los versos, directamente.
En México no falta el despistado o ignorante (como Rodrigo Castillo, coordinador de la página Las Elecciones Afectivas México) que culpa a Sor Juana Inés de la Cruz por “la solemnidad en nuestra poesía”. ¿Habrá leído realmente la obra de Sor Juana, incluyendo sus poemas jocosos y satíricos, o reproduce lo que leyó por ahí en un suplemento cultural o aquello que escuchó en alguna cantina o cafetería?
El verdadero reto del poeta y del crítico (casi siempre ambas figuras se funden en un mismo autor) es leer de primera mano, confrontar su propio gusto y su noción de la tradición.
Cada mes aparecerá en Granada de Mano un verso que pondrá a prueba nuestras “supuestas” lecturas, ¿el fin? Recordarles que todo lo que escriban puede ser usado en su contra.

Te invito a contestar la encuesta…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues de cualquiera que sea, qué feo verso! no por escatológico, sino por llano y comùn!
abrazo
julio chets

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.